Reglas de México respaldan a parejas del mismo sexo

Día Internacional del Orgullo LGBT en el Centro Histórico, Ciudad de México en junio de 2012.

 

© 2012 Ismael Villafranco / Wikimedia Commons

Un tribunal mexicano dictaminó el 19 de octubre que el gobierno federal debe otorgar una licencia de matrimonio para Una pareja del mismo sexo que vive en los Estados Unidos. Las autoridades deben adoptar la decisión, que es consistente con las obligaciones de México en virtud del derecho internacional y su propio compromiso declarado con los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT).

La pareja, ambos ciudadanos mexicanos, solicitó una licencia de matrimonio en mayo en el Consulado de México en la ciudad de Nueva York, donde viven. Las parejas que viven en el extranjero deben solicitar una licencia de matrimonio de su consulado. Este sencillo procedimiento administrativo toma menos de una semana para la mayoría de las parejas de diferentes sexos. Pero el consulado rechazó a la pareja del mismo sexo en Nueva York por considerar que el Código Civil Federal Mexicano de 1928 no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El fallo del 19 de octubre del Tribunal Civil del Segundo Distrito determinó que la denegación se basó en una interpretación discriminatoria de un artículo del código civil que establece la edad mínima para que “un hombre” y “una mujer” se casen. Pero la Corte Suprema estableció que, de conformidad con el artículo 1 de la Constitución mexicana, las autoridades deberían interpretar la ley de una manera que “proteja más los derechos humanos”.

La sentencia rechazó con razón el Ministerio de Relaciones Exteriores. argumento de que la pareja de Nueva York sufrió “ningún daño” ya que podrían “ir a la Ciudad de México para casarse allí”. Pero casi 12 millones de ciudadanos mexicanos viven en el extranjero . Es irrazonable y discriminatorio esperar que las parejas del mismo sexo viajen miles de millas para lograr lo que las parejas de diferente sexo pueden hacer en cuestión de horas.

Un fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2015 encontró que los principios constitucionales de igualdad y no discriminación requiere que todos los estados de México reconozcan el matrimonio entre personas del mismo sexo aunque solo 12 estados, incluida la Ciudad de México, lo hacen sin una orden judicial adicional.

El fallo del 19 de octubre es consistente con Opinión Consultiva 24 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que establece que las partes de la Convención Americana, incluido México, “deben garantizar el acceso a todas las instituciones legales que existen en sus leyes nacionales para garantizar la protección de los derechos de las familias compuestas de parejas del mismo sexo, sin discriminación ”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, la Oficina del Fiscal General y / o el Congreso Federal tienen dos semanas para impugnar esta decisión. Ellos no deberían. En su lugar, deberían mantener a México a la vanguardia del progreso en los derechos LGBT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>